Bale, el hombre de los 100 millones de euros

Ya está aquí el hombre de los 100 millones de euros. El nuevo jugador del Real Madrid, Gareth Bale, será presentado hoy en el Santiago Bernabéu. A falta de conocer todos los detalles de la operación, podemos señalar que es el fichaje más caro de la historia del fútbol, superando al de Cristiano Ronaldo también por el Real Madrid.

Acaba así el culebrón del verano, después de muchos vaivenes y periódicos vendidos gracias a esta noticia. Puede comenzar también el gran debate iniciado por el Tata Martino, ¿es ético pagar tantísimo dinero por un jugador de fútbol en plena crisis económica mundial?

En un primer momento todos podemos decir que no, ya que hay mucha hambre en el mundo y en España alcanzamos cifras cercanas a los 7 millones de parados. Para mí cada uno con su dinero puede hacer lo que quiera, que para eso lo ha ganado. Si este club tiene ese dinero o consigue financiación para costear el fichaje, es porque ha presentado avales por si no pudiese hacer frente a la devolución de ese préstamo.

El Real Madrid continúa la misma línea de la “era Galáctica” gracias su presidente, Florentino Pérez. Este hombre es un mago de las finanzas y consigue rentabilizar fichajes astronómicos gracias tanto a las ventas de camisetas de sus cracks como a los derechos de imagen de estos jugadores.

También hay que valorar el fichaje futbolísticamente. Las expectativas creadas y las esperanzas puestas en él son muy grandes y hay que ver si el jugador está a la altura. En su anterior equipo, el Tottenham ha demostrado de lo que es capaz, pero es un jugador que tiene mucho que mejorar y continuar así con su proyección. Solo el tiempo dará o quitara la razón al club por realizar esta macrooperación.

La mayoría de los fichajes galácticos del Madrid iniciados con Figo han sido rentables para el club. El caso de Kaká ha sido la gran excepción. Se esperaba muchísimo de él, pero no ha vuelto a ser el mismo que ganó el balón de oro. Por tener una ficha altísima al club merengue le ha costado desprenderse de Kaká, que regresará a Milán para intentar volver a ser el que era y poder estar en el mundial de Brasil.

Como buen aficionado al fútbol me encanta que los mejores profesionales del mundo jueguen en España. Aquí tenemos la suerte de contar con el Real Madrid y el Barcelona, que viven ajenos a la crisis y siguen moviendo cifras astronómicas. El resto de equipos de la liga española se han visto afectados y han tenido que vender a sus mejores jugadores para sanear sus arcas.

El Valencia tuvo que desprenderse de Soldado, su buque insignia, y el Sevilla de la mágica conexión Navas-Negredo.

Desde aquí me gustaría expresar mi admiración a Florentino Pérez por manejar con tanta solvencia el club y me encantaría que se presentase a las elecciones estatales, seguro que lograría ser presidente de España para colocarnos en el lugar que merecemos y para superar esta larga crisis.

Pon un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>